La vuelta al cole

El verano ya está llegando a su fin… La rútina se vuelve a instalar en nuestras vidas… La vuelta al trabajo, a los horarios estrictos, hasta la programación de la televisión cambia…

Todo esto nos afecta como adultos, nos hemos acostumbrado muy rápido a nuestros quince días o un mes de vacaciones… Así que no debe ser complicado entender como se sienten los más pequeños de la casa con la vuelta al cole.

Para ellos no han sido sólo quince días o un mes, ¡¡¡han sido tres meses!! Tres meses de actividades lúdicas, de relajación de horarios, de menos obligaciones… Además, hay que tener en cuenta que la percepción temporal de los niños es diferente a la nuestra, para ellos tres meses son toda una vida.

Otra cosa que es diferente entre los niños y los adultos es la capacidad de adaptación. A los adultos nos cuesta más adaptarnos a las nuevas situaciones y cambios de rutinas, para los niños es más fácil, su capacidad de adaptación es mayor y más rápida. Pero debemos tener en cuenta que esa facilidad puede verse dificultada o incluso impedida si como padres no les apoyamos y ayudamos.

A pesar de todo ello el inicio de curso genera ansiedad, tanto en los padres como en los niños. Así que os vamos a ofrecer algunos consejos para que la vuelta al cole sea más llevadera:

  1. Entrenando rutinas:  Podemos aprovechar estos últimos días de agosto para ir entrenando horarios, haciendo que los horarios para levantarse y sobretodo de acostarse sean cada vez más parecidos a los que tendrán durante el curso, de esta forma cuando llegue la hora de empezar el cole el despertador no será visto como un monstruo.
  2. Ocuparse, no preocuparse: si los padres vivimos una situación con ansiedad, sin lugar a dudas, nuestros hijos también lo harán, sobretodo los más pequeños… Tenemos que tener en cuenta que los pequeños aprenden a identificar y expresar las emociones a través de los padres, por lo que, como adultos, debemos enseñarles, mostrarles que la ansiedad no debe dominar nuestro día a día.
  3. Poco a poco, no seamos radicales: los niños inician el curso durante las primeras semanas de septiembre, semanas en las que todavía se puede disfrutar del buen tiempo, porque lo que es adecuado que los niños tengan durante las tardes un tiempo para poder realizar actividades lúdicas al aire libre. De esa forma, se podrá ir entremezclando las actividades lúdicas con las obligaciones escolares…
  4. Juntos mejor: ahora es el momento de preparar las cosas para el colegio, los libros, el material, los uniformes, la bolsa para el bocadillo del recreo… Debemos hacer partícipes a los niños de todas estas preparaciones, lo sentirán como algo propio…
  5. Compartir espacios: volver a la rutina, no implica que debamos dejar de compartir espacios especiales con los niños. Lógicamente, este tiempo se verá reducido por la acumulación de tareas y obligaciones, así que debemos hacer que este tiempo sea bueno en calidad. Es un tiempo en el que los niños podrán compartir con sus padres sus inquietudes y las novedades escolares.
  6. El lado positivo: y sobretodo, enseñemos a nuestros hijos a ver el lado positivo de las cosas. La vuelta al cole es el reencuentro con amigos, es el momento de adquirir conocimientos que les ayudarán a superar las pruebas de la vida, es donde se incian las pirmeras relaciones sociales… Mostremos el lado positivo de las cosas…

Siguiendo estos pequeños consejos y con calma y serenidad, la vuelta al cole, y al trabajo será más llevadera. Septiembre está a la vuelta de la esquina.

Alejandra F. Aladro

Anuncios

3 pensamientos en “La vuelta al cole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s