Las relaciones sociales en los niños escolarizados

Cuando el niño se incorpora a la escuela, ya sea en infantil, o primaria, se produce un cambio importante en el desarrollo social del niño, ya que amplia el grupo de referencia del niño, más allá de su madre, su padre, sus hermanos y hermanos y familiares directos.

Cuando el niño va a la escuela se encuentra con niños de su misma edad y con un similar desarrollo psicológico; a este grupo se le llama “grupo de iguales”

A los 3 años, el niño todavía posee un gran egocentrismo, todo el mundo gira entorno así mismo, y no es capaz de ponerse en el lugar del otro, pero con la incorporación a la escuela y el encuentro con su grupo de iguales va adquiriendo conciencia de los demás niños y los va concibiendo como compañeros de juegos. También hay que tener en cuenta que estos mismos compañeros pueden convertirse en una amenaza o rivales…

Este proceso se va desarrollando, asimilando y convirtiéndose en idiosincrático en el comportamiento del niño desde los 3 años hasta los 6.

Poco a poco el niño se irá mostrando más natural, más espontáneo con su grupo de iguales que con su familia en su hogar.

El niño considerará a sus padres de forma distinta, los irá posicionando en un rol de autoridad, mientras que el de los juegos y relaciones sociales, que antes ocupaban, se lo irá asignando a los niños de su edad que configuran su grupo de iguales.

Además del grupo de iguales, en la vida del niño entra otro grupo relacional que se convertirá en referencia para él; este grupo son los profesores a los que el niño les posicionará en un rol educativo.

En resumen, de los 3 a los 6 el niño consolidará  nuevos comportamientos sociales con diferentes grupos relacionales:

  • Los padres, a los que considera la autoridad. Ya han dejado de ser su grupo principal de relación y las interacciones de ocio, se han trasladado a otros grupos relacionales; pero hay que tener en cuenta que los padres, todavía siguen siendo su base, su apoyo. Los padres no han dejado de ser importantes para los hijos sino que las necesidades de los niños han cambiado y demandan otras cosas de sus padres. La educación familiar será el pilar del desarrollo del niño, y le ayudará a fortalezar lazos de amistad y sentimientos de cooperación.
  • Los hermanos, en el caso de que los tengan, cuando los pequeños adquieren un grupo de iguales con intereses y desarrollos psicológicos similares, pasan a ser una competencia para conseguir la atención de los padres. Hay que tener mucho cuidado, porque si no se gestiona bien este nuevo tipo de relación entre ellos pueden llegar a originarse conflictos y disputas generados por un aumento de los celos entre ellos.
  • Los profesores, son el grupo de adultos que además de autoridad, les ofrecen conocimientos, que les descubren el mundo de otra forma. Es labor importante de los profesores y educadores que transmitan estos conocimientos de forma atractiva para ellos.
  • Su grupo de iguales, que se compone por otros niños de su misma edad con un desarrollo psicológico similar. Buscan lo mismo en los juegos, tienen necesidades similares, están rodeados de grupos de interacción similar.

Desde los 6 años hasta que entran en la adolescencia las relaciones sociales permanencerán más o menos estables, sin mucho cambio en los roles que han asignado a sus diferentes grupos de interacción, quien deberá “cumplir” con este papel…

Alejandra F. Aladro

Anuncios

Un pensamiento en “Las relaciones sociales en los niños escolarizados

  1. Pingback: La autoestima en desarrollo | .oO PequeEnFamilia Oo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s