Miedos evolutivos y fobias

¿Cómo saber si el miedo de mi niño es normal? ¿Se asusta con mucha facilidad? ¿Hasta cuando debe tener miedo a la oscuridad?

Para poder responder a estas preguntas, lo primero que debemos tener claro es que diferencia hay entre miedo y fobia.

Por miedo entendemos aquella sensación de alarma ante una situación amenazante. Por ejemplo, si vamos andando tranquilamente por la acera y una maceta cae de un balcón justo delante de nuestros pies; la reacción normal es que nos asustemos, gritemos, nuestro corazón se acelere y salgamos corriendo en dirección cotraria de la maceta…

Esta situación es normal, adaptativa y nos ayuda a vivir ya que nos permite que nuestro cuerpo se active ante una situación que puede llegar a provocar un daño en nosotros.

Siguiendo con el mismo ejemplo, si cada vez que pasamos por debajo de un balcón con o sin macetas, nos ponemos tensos, nuestro corazón se acelara, huímos… este miedo ya no es adaptitivo, se convierte en irracional… a este tipo de miedo le denominamos fobia.

Sólo cuando hablamos de fobia, es cuando debemos preocuparnos y acudir a un profesional para que nos ayude.

Miedos evolutivos

Los pequeños según van creciendo y su desarrollo cognitivo va evolucionando van mostrando miedo a diferentes estímulos. Los miedos evolutivos son normales, adaptativos y según el niño vaya madurando cognitiva y psicológicamente, estos miedos irán desapareciendo

Hasta los 6 meses: Según muchos autores, los bebés no manifiestan miedo hasta los 6 meses. Es cierto, que antes de esa edad pueden asustarse ante un ruido fuerte, pero no es miedo como tal. A partir de los 6 meses el bebé empieza a experimentar miedos a las alturas, a los extraños y a otros. Estos tres tipos de miedo se consideran programados genéticamente y de un alto valor adaptativo. De hecho su presencia denota un cierto grado de madurez en el bebé.

A partir de esta edad también comienza la aparición de la ansiedad de separación a la figura de apego.

De los 6 meses al año: Se instauran de forma importante los miedos generados a partir de los 6 años, además del miedo, las reacciones de alarma ante los estímulos desconcidos.

De 1 año a los 2 años: comienza el miedo a los ruidos fuertes, a los animales y a la oscuridad.

De los 3 a los 5 años: Comienza el miedo al daño físico, a las personas disfrazadas, a los monstruos, fantasmas, seres imaginarios y continúan el miedo a los animales, a la oscuridad y a los ruidos fuertes.

De los 6 a los 8 años: Aunque permanence el miedo a los seres imaginarios, comienzan miedos más realistas, como a la soledad, a la separación, a los fenómenos metereólogicos, accidentes y a las consecuencias de éstos.

Hay que tener en cuenta que no todos los niños sufren los mismos miedos y tampoco los sufren en la misma intensidad. También es importante saber que estos miedos son transitorios, se van perdiendo con la edad y no interferien en la vida cotidiana del niño. Si no es así, estos miedos se convierten en fobias:

+ El niño no deja de sentir miedo a pesar de las explicaciones.

+ El miedo no es específico de una de una edad determinada.

+ El miedo es de larga duración.

+ El niño no puede controlar a voluntad el miedo

+ Interfiere considerablemente en la vida cotidiana del niño en función de la respuesta de evitación.

Consejos para afrontar los miedos de nuestros hijos

1. Vivir la situación con tranquilidad, ya que según nuestra reacción el niño aprenderá a reaccionar en sucesivas situaciones.

2. No forzar al niño a realizar conductas que teme. Hay que acompañarle en estas situaciones y exponerle de forma gradual a esa situación temida.

3. Evitar siempre la ridiculización del niño por los miedos que siente.

Estos consejos son muy generales y para miedos no muy intensos. Si el miedo deja de ser adaptativo, de estar en concordiancia con la edad del niño o las reacciones son muy exageradas, probablemente estemos ante una fobia, y lo más recomendable es ponernos en contacto con un profesional, ya que si actuamos por nuestra cuenta, sin orientación y asesoramiento, podemos provocar más mal que bien.

Alejandra F. Aladro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s