Normas

normasfamiliares

Las normas rigen nuestra vida cotidiana, son habituales, comunes y familiares, a pesar de no darnos cuenta en muchas ocasiones que nos regimos por ellas.

Cuando hablamos de normas no debemos pensar en una imposición externa, una obligatoriedad, sino como un elemento común y cotidiano en nuestras vidas que nos facilitan el desarrollo normal de nuestra vida.

En muchas ocasiones no somos capaces de percibir las normas que nos rodean porque están interiorizadas, lo cual nos facilita el funcionamiento cotidiano.

Por este hecho, debemos de perder el miedo a establecer unas normas claras en nuestro entorno familiar.

Cada familia tiene formas diferentes de aplicar las normas. Las diferentes formas de aplicación vienen determinadas por la historia personal y familiar de cada uno de los progenitores, por lo que ninguna es más adecuada que la otra.

Cuando una pareja decide empezar una vida en común, de forma inconsciente comienzan a crearse y a consolidarse las normas que van a imperar en esta nueva familia que se está generando.

Mientras que la familia, únicamente, se compone de la pareja, las negociaciones son más fáciles. Es más fácil  llegar a un acuerdo y también lo es,  poder romperlo y/o modificarlo. Las decisiones tomadas sólo afectan a dos adultos.

Esta situación cambia cuando entran en la familia nuevos miembros, los hijos. Ellos dependen totalmente, al menos en los inicios, de los padres. Los horarios, los espacios, la alimentación, deben de ser regulados para que el miembro recién llegado tenga cubiertas sus necesidades y viva y crezca en un entorno saludable y adecuado.

Es importante tener en cuenta que las normas son importantes y necesarias, pero esto no implica que sean inamovibles, rígidas,  al contrario, deben ser flexibles, evolucionar, cambiar y adaptarse a las nuevas situaciones que se van a ir generando desde el nacimientos del primer hijo, hasta que se haga adulto e independiente.

Se debe hacer partícipe al niño en la creación de normas. Cuando es únicamente un bebé, hay que escuchar, observar su comportamiento  para entender como está recibiendo las cosas que hacemos por él.

A medida que el niño crece, la negociación se hace más explícita. Se le escucha, se le atiende, se observan las necesidades y peticiones del niño, y luego, entre todosse regulan las normas.

Antes de transmitir la norma, los progenitores han tenido que limar las diferencias, consensuarla y transmitirla de forma firme y coherente.

La transmisión de las normas no únicamente se hace de forma verbal. Observar como actúan los padres,  el respeto de los horarios y las rutinas, es como los niños aprenden lo que es una norma. Por este hecho, las normas, deben existir desde el momento del nacimiento.

Las normas deben ser consistentes y coherentes. No debe haber excepciones porque las aplique un padre o el otro. O porque sea lunes o martes. Si hay que introducir alguna excepción, tiene que haber una justificación adecuada e importante, y debe quedar claro que la norma no ha cambiado. Asimismo, es importante respetar en la medida de lo posible lo que se ha decidido en familia.

Las normas ayudan a los niños a:

 Sentirse seguros. Las rutinas, los horarios permiten al niño saber qué es lo que va a ocurrir en cada momento. La incertidumbre en su vida es menor. Para los niños, todo es nuevo, están aprendiendo, descubriendo, todo es emocionante, interesante, pero también puede llegar a ser amenazador, no saben lo qué se pueden encontrar ante una situación nueva.

A sentir que forman parte y a ser escuchados. Ellos participan de forma activa, explícitamente o no, en la creación de las normas y en el mantenimiento de las mismas

A entender las consecuencias de sus actos. Las normas deben indicar que ocurre si se cumple la norma y que ocurre si el caso es el contrario.

En resumen, la norma es un acuerdo que nos ayuda a todos, tanto adultos como niños a saber como actuar, a eliminar la incertidumbre, por lo que nos aporta seguridad.

Alejandra F. Aladro

Anuncios

Un pensamiento en “Normas

  1. Pingback: Aprendizaje por imitación | .oO PequeEnFamilia Oo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s