Estimulación Prenatal

Estimulación prenatal

Casi todo el mundo conoce la estimulación temprana postnatal, qué es aquella que se realiza desde el momento que nace el bebé. Pero muy poca gente conoce la estimulación prenatal

Cuando hablamos de estimulación prenatal estamos hablando de aquella que se realiza antes de que el bebé nazca y va dirigida a potenciar las características del bebé, aumentando su aprendizaje, antes de que nazca.

Salvador, J (1989) define la atención temprana: “… está pensanda para mejorar o prevenir probables déficits del desarrollo psicomotor de niños con riesgo de padecerlos, tanto por causas orgánicas biológicas o ambientales y consiste en crear un ambiente estimulante, adaptado a las capacidades de respuestas inmediatas del niño para que éstas vayan aumentando progresivamente y su evolución sea lo más parecida a la de un niño normal”

Durante los meses de embarazo, el feto se desarrolla en el vientre materno y reacciona y responde a ciertos estímulos, actúa y se mueve:

  • En la quinta semana de embarazo el niño rota, mueve brazos y piernas. Voltea y dobla su cuerpo, cabeza y espalda
  • A las 17 semanas está presente el sentido del olfato
  • Las papilas gustativas se forman entorno a la semana 20
  • El sentido del tacto, en la semana 24
  • En la semana 27 el niño percibe luz
  • A las 28 semanas, el niño escucha

Benficios de la estimulación prenatal

  • Desarrollo óptimo de sus sentidos, lo que provoca una mayor capacidad de aprendizaje
  • Niños sin miedo a explorar el mundo
  • Mayor agudeza perceptiva y capacidad de concentración
  • Flexibilidad a la hora de relacionarse con el entorno
  • El vínculo paterno-filial se inicia antes
  • Bebés más relajados, ojos y manos abiertas. Lloran menos
  • Duermen y se alimentan mejor
  • Mayor curiosidad. Captación y procesamiento de la información más rápido.

Los programas de estimulación temprana se pueden iniciar desde el quinto mes de gestación y tienen esta estructura básica:

  1. Relajación de la madre
  2. Estímulos afectivos dirigidos al bebé
  3. Estímulos táctiles, activantes y sedantes
  4. Estímulos auditivos
  5. Estímulos vestibulares
  6. Estímulos visuales

Si bien, pudiese parecer que la estimulación prenatal se centra en el vínculo madre-hijo, es todo lo contrario; el padre debe participar activamente de las sesiones planteadas en el programa.

Con estos programas se pretende que el bebé sea consciente, lo antes posible del medio que le rodea potenciando al máximo sus capacidades, pero, en ningún momento se pretende crear un “superbebé”

Alejandra F. Aladro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s