Técnicas de resolución de conflictos

Técnicas de resolución de conflictos

Nos esforzamos por aprender habilidades, adquirir conocimientos, controlar nuestras emociones y sentimientos, ser asertivos… Pero a pesar de todos estos esfuerzos, los conflictos aparecen de forma cotidiana, tanto dentro como fuera de la familia.

Cómo vimos en el artículo Alternativas a los conflictos tenemos dos opciones sobre como afrontar este tipo de situaciones, la forma preactiva y la forma reactiva.

A continuación vamos exponer una serie de pasos que podemos aplicar para enfrentarnos a los conflictos de forma preactiva y así poder observar el conflicto como una oportunidad para generar formas más efectivas de funcionamiento.

1. Ganancias para todos: muchos de los conflictos se perpetúan porque siempre se genera un perdedor que se siente frustrado, y poco compensado por la situación, y un ganador que siente que todo el mundo debe estar a sus pies. Estas dos posturas son radicalmente opuestas y no es fácil variarlas. Pero si como solución al conflicto, optamos por una solución en la que ambas partes salgan beneficiadas, el clima entre ambas partes se relajará y se propiciará la posibilidad de trabajar en común.

2. Creatividad: Cuando nos encontramos con una situación conflictiva, siempre optamos por realizar la misma respuesta que en otras ocasiones, haya sido un respuesta adecuada o no. Probemos a optar por nuevas soluciones creativas que puedan satisfacer a las partes implicadas en la situación conflictiva.

3. Empatía: Pongámonos en lugar del otro. Pensemos en como se siente con la situación, como lo está viviendo, cuales son sus dificultades…. De esta forma podemos ampliar nuestra visión para que sea más completa y podamos encontrar una solución justa y equitativa.

4. En el punto medio: Entre la rigidez y la debilidad, existe un punto medio en el que podemos ser firmes y defender nuestros puntos de vista, sin dañar ni ofender al otro, o dejarnos llevar por las ideas de los demás.

5. Expresión emocional: Seamos conscientes de las emociones que estamos sintiendo y controlemos su expresión. Una emoción llevada al extremo puede dañar al otro.

6. Voluntad por resolver: Nuestra actitud es clave para la futura resolución del conflicto. Si nuestra visión se centra en buscar una solución apacible y adecuada para ambas partes, ya tenemos la mitad del camino hecho.

Con un poco de colaboración y predisposición positiva, los conflictos pueden resolverse de forma positiva y que el clima entre las partes implicadas se relaje y positivice.

Alejandra F. Aladro

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s