Los padres también son personas

20130519-184306.jpg

¿Cuántas veces hemos escuchado? “Ser madre/padre te cambia la vida” y sí, es cierto, tener una vida que depende de ti para prácticamente todo, hace que las prioridades de tu vida se vean modificadas, cosas que antes no tenían importancia, pasan a ser ejes de tu día a día y otras que eran primordiales, pasan a un segundo plano.

Pero, ¿dónde se encuentra el límite? Ser madre o padre, ¿implica que dejamos de ser pareja? Ser madre o padre, ¿implica que dejamos de ser individuo? ¿Todas nuestras otras facetas de nuestra vida desaparecen?.

Todos conocemos a aquellos padres que desde que han tenido un hijo han desaparecido, que han dejado de realizar actividades que antes les aportaban estabilidad y satisfacción en sus vidas. Cuando podemos hablar con ellos, nos trasmiten saturación, insatisfacción e infelicidad. Y yo ahora pregunto, y sus hijos, ¿cómo se sienten?.

Tal y como hemos visto en artículos anteriores, la estabilidad emocional, la felicidad y la satisfacción de los peques de la casa está íntimamente relacionada con el estado emocional de sus padres. Por este hecho, podemos pensar que si nos encontramos ante padres infelices, insatisfechos y saturados, sus hijos se sentirán de manera similar; y como padres, lo que queremos es que nuestros hijos sean felices y que tengan la capacidad de disfrutar.

Por ello, debemos ser conscientes de la importancia que tiene que los padres cuiden su bienestar personal y emocional y no dejen de ser individuos con necesidades y actividades fuera de su rol familiar, de pareja y de padres.

Compaginar nuestro papel como padres y trabajadores va restando tiempo a las otras facetas de nuestra vida. Sí, es difícil, pero no por ello imposible. Necesitamos organizar nuestro tiempo y establecer espacios para poder desarrollar todas nuestras facetas.

Para que esto sea posible podemos hacer algunas cosas:

Comunicación entre la pareja: si entre los miembros de la pareja existe comunicación, entre los dos se puede llegar a acuerdos sobre horarios para el uso y disfrute del tiempo personal y del tiempo en pareja.
Reparto de tareas: no todo tiene que recaer e una de las figuras, principalmente la madre, debemos repartirnos aquellas tareas que tienen que ver con los hijos, llevarles al cole, el apoyo en las tareas escolares, el desayuno, la comida, la merienda y la cena, la hora del baño y la hora de acostarles.
Red de apoyo: abuelos, amigos, tíos y primos, cualquier persona cercana y de confianza que pueda darnos su apoyo y cuidar de nuestros peques, no sólo en momentos laborales, sino en salidas de pareja.

El bienestar de nuestros hijos depende del nuestro, si nosotros no estamos bien y no nos cuidamos, ellos lo percibirán y sufrirán, además de aprender que es normal el sufrimiento de los padres.

Alejandra F. Aladro

Anuncios

Un pensamiento en “Los padres también son personas

  1. Pingback: Conciliación familiar | .oO PequeEnFamilia Oo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s