LA MUDA VOCAL

20130621-185513.jpg

La muda vocal es un fenómeno rutinario para la mayoría de las personas, es el cambio de voz que se produce como consecuencia del paso de una laringe infantil a una laringe adulta, se produce normalmente entre los 12 – 15 años.

Durante la pubertad, el organismo está en un continuo desarrollo, que provoca cambios en el cuerpo, incluida la voz. Para empezar la laringe se agranda. A medida que la laringe crece, las cuerdas vocales se alargan y ensanchan (pasan de 15 25 mm en los chicos y de 12 a 18 mm en las chicas). Además, los huesos de la cara comienzan a crecer. Esto genera un espacio mayor en la cara, por lo que la voz tiene más lugar para resonar. Todo esto hace que la voz se vuelva más grave. Cuanto más grande sea la laringe, más gruesas serán las cuerdas vocales, y cuanto más grande sea el área de resonancia, más grave será la voz.

Piensa en una guitarra: cuando se puntea una cuerda, ésta vibra y produce un tono altisonante. Cuando se puntea una cuerda más gruesa, suena más grave cuando vibra. Con la voz ocurre algo similar. Antes la laringe era relativamente pequeña y las cuerdas vocales relativamente delgadas. Por lo tanto, la voz era aguda e infantil. Pero a medida que los huesos, los cartílagos y las cuerdas vocales crecen, esa voz comienza a sonar como la de un adulto.

Los chicos también percibirán que la zona de la garganta tiene un aspecto diferente. En los varones, cuando la laringe crece, se inclina y forma un ángulo distinto dentro del cuello. Una parte sobresale en la zona del cuello que está por delante de la garganta y forma la nuez. En las niñas, la laringe también crece, pero no tanto como en los varones.

Esta modificación puede ser muy rápida, o puede darse de forma progresiva (algunos meses). En este segundo caso la voz empieza por perder algunos agudos, salen gallos al hablar…

Los adolescentes, sobre todo los varones, descubren entonces que no son capaces de emitir sonidos tan agudos como antes. Cuando se trata de cantar, a menudo les cuesta obtener una nota deseada. Será una época de torpezas, de errores de entonación, etc. y teniendo además la sensación de estar haciendo el ridículo. Es probable que el sonido de la voz le haga sentir tenso o incómodo, pero la gente suele entender lo que le sucede; Todos pasan por esta situación y, cuando sucede, lleva cierto tiempo adaptarse a una laringe más grande y a una nueva voz.

Hay que tener en cuenta que es un periodo transitorio y que una vez superado, la voz será estable, se habrá transformado en otra, pero volverá a ser dominable y el chico podrá volver a hablar y cantar adecuadamente, pero con una voz diferente, ya que se habrá transformado, dejando atrás aquella voz infantil.

También hay que tener en cuenta que algunos procesos de cambio pueden prolongarse hasta los 18 años. Nunca es un proceso exacto que comienza y acaba de una manera igual para todos. También pueden darse casos de precocidad en los que el cambio comienza antes de lo habitual.

Incluso después del rápido cambio que ocurre en la adolescencia, la voz sigue desarrollándose, ya que la plena madurez de la voz no llega hasta después de los 20 años.

La comprensión e información por parte de la familia es fundamental para que los chicos afronten efectivamente la muda vocal. Es importante que los chicos se sientan apoyados en este momento, y que se les explique qué les está sucediendo.

¿Qué sucede cuando el tono de voz no se acaba de “acomodar”?
Que la muda vocal es incompleta (o puberfonía). Se da una incapacidad para eliminar el tono agudo de la pubertad y sustituirlo por el tono más grave de la postpubertad y edad adulta.

¿Qué se observa?

– El tono agudo infantil todavía permanece
– Algunas veces aparece ronquera
– Fatiga vocal debido al mal uso de la voz.
– Voz grave en algunas ocasiones, mas que nada se produce durante la muda vocal normal

La causa es casi siempre psicógena, con rechazo a la imagen adulta. Se debe al cambio morfológico de la laringe que no es aceptado por el menor. Aunque en otras ocasiones se deben a otras causas, por ejemplo endocrinas.

También se puede dar la muda sobrepasada, que se manifiesta en el descenso de una octava en el varón y de 3-4 tonos en la mujer.

En aquellos casos que parezca que los chicos/as no tienen una voz adecuada a su edad, o que las fluctuaciones de voz perduren en el tiempo, se aconseja que acudan a un profesional.

Patricia Pombo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s